Paranoia… ¿o no?

En el blog de Bruce Schneier hay una entrada para reflexionar.

No dice nada nuevo… así que debe ser por cómo lo dice pero recomiendo su lectura (aviso, la entrada es en inglés).

Básicamente expone una serie de hechos que pueden llegar a generar paranoia… ¿o no?

En el artículo habla, sin entrar en detalles de que a día de hoy vamos dejando huellas digitales en nuestra vida diaria y todo se graba.

Nuestras compras con tarjetas de débito/crédito se almacenan, nuestras operaciones con tarjetas de programas de cliente se guardan y es posible establecer patrones de compra de cada uno de nosotros, nuestras visitas a distintas tiendas on-line permiten analizar todas y cada una de nuestras búsquedas, … los chips de RFID que se empiezan a integrar en pasaportes, DNI y otras tarjetas y productos, de las cámaras que existen en las ciudades y que es posible que puedan incorporar (si no lo hacen ya, en un futuro próximo) capacidad de reconocimiento facial, reconocimiento automático de las matrículas de los coches en los aparcamientos (supongo que los habreis visto ya porque están puestos en casi todos los aparcamientos públicos), en los coches de la policía, …

Habla también de los códigos de identificación que incluyen las máquinas digitales de fotografías e impresoras que permiten identificar exactamente con qué dispositivo se ha hecho una fotografía o se ha imprimido una hoja en particular, …

No dice nada en el artículo de los teléfonos móviles de los que no nos despegamos ni un minuto a lo largo de las 24h del día y que permiten al menos a las operadoras saber exactamente dónde estamos físicamente, con quien nos comunicamos… y dónde está la persona con la que nos comunicamos.

Tampoco menciona los buscadores de Internet (Google y compañía) que conocen exactamente nuestros intereses mediante las búsquedas que realizamos, el uso de nuestros ordenadores personales queda registrado por cualquiera de las barras de herramientas gratuítas de esas que se instalan y que supuestamente nos ofrecen ayudas de seguridad para la navegación, o … evidentemente que nuestros desplazamientos físicos en el mundo real quedan siempre registrados ya sean por los billetes de avión, tren que compramos o bien cuando respostamos en cualquier gasolinera con sus cámaras de seguridad o los pagos del combustible con tarjeta, …

Las compañías de gas o luz pueden conocer los patrones de ocupación de nuestra vivienda, saber y/o preveer cuando estamos en nuestra casa, las horas, nuestros periodos vacacionales, ausencias largas, …

Las compañías de seguros (médicos y de cualquier otro tipo) conocer y preveer nuestras enfermedades, alergias o cualquier otro problema, …

Todo se graba, es posible hacer un análisis a posteriori de toda esa informacióninteligencia… pero claro ¿dónde queda la privacidad del ciudadano?

A veces me da por pensar que no se si interesa profundizar mucho en todo esto porque la mayoría de las cosas, aunque lo puedan parecer no son exageraciones futuristas y catastrofistas… son el presente y no se habla de cosas que pueden suceder sino de cosas que están sucediendo aquí y ahora.

Todo es paranoia… o no.

Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. meneame.net - trackback on 2009/03/03 @07:36
  2. Qué hacemos cuando nadie mira | Jaime Robles - pingback on 2009/03/05 @17:44
  3. Da un poco de miedo pensar en esto… Es cierto que suena a película de Hollywood pero cada vez me recuerda más al Gran Hermano (al de George Orwell, no al de Telecinco) que ya no hace falta estar encerrado en una casa para estar vigilado…

Deje un comentario

Trackbacks y Pingbacks:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: