Sistema de escuchas telefónicas

Tenía este apunte en la recámara desde hace tiempo y entre unas cosas y otras ahí estaba… El tema ya no es de actualidad pero os dejo el apunte:

Parece que está de moda hablar del sistema del gobierno para hacer escuchas a la telefonía móvil (SITEL).

Es un poco ingenuo pensar que hasta ahora no era posible escuchar o acceder a las conversaciones telefónicas desde equipos del gobierno con la ayuda de las operadoras… porque sin ellas no seria posible, supongo que en eso estamos todos de acuerdo.

El problema no es hacer un seguimiento en particular o escuchar y grabar lo que dice fulanito… eso es fácil y me da que está resuelto desde hace tiempo, el problema es procesar toda la información interesante que hay en el ruido de todas las conversaciones. El problema es la inteligencia, el obtener información útil de la fuente, de todo el ruido que es la telefonía móvil.

Realmente a nadie le importa, o no se puede sacar mucha información útil de lo que yo pueda estar diciendo por teléfono cuando hablo con un amigo o un familiar en una conversación estrictamente privada… Otro caso es si hablara de determinados temas más o menos sensibles, temas que pudieran afectar a la seguridad nacional…

¿Cómo saben los señores del gobierno que al que tienen que escuchar es a mi? ¿Cómo saben cuando hay que escucharme? Ese es el problema.

Los recursos son limitados y, aunque consigan grabar TODAS las conversaciones que se producen en un día… ¿Van a poder analizarlas todas? Eso es más difícil, hay que decidir a quien se escucha y/o hacer muestreos más o menos aleatorios con la esperanza de pescar a alguien.

La otra cara de la moneda.

Las personas que tienen cosas que el gobierno puede querer escuchar deberían saberlo y me da a mi que lo saben, y si lo saben, probablemente tomen las medidas oportunas para que no sea posible (o al menos no sea sencillo) que se intercepten sus comunicaciones.

Por ejemplo, existen móviles con chips criptográficos (hardware) que cifran las comunicaciones extremo a extremo… algo así como encapsular la conversación de voz en un tunel, como haríamos con los datos si usamos un tunel SSH.

Esos móviles pueden ser caros y no se pueden conseguir con puntos en tu operadora favorita. Muchas veces están controlados y, aunque tuvieras el dinero, no están a la venta.

De nuevo… la gente que tiene miedo de que el gobierno pueda estar detrás de ellos probablemente tengan el dinero y los contactos para acceder a esos teléfonos con criptografía.

Como resumen… esos sistemas de escucha que usa el gobierno no valen para escuchar a los que realmente no quieren ser escuchados… solo sirven para escuchar a los particulares o delincuentes sin medios que no pueden acceder a esos terminales con criptografía para cifrar las conversaciones… o a los que, teniendo cosas que esconder no son conscientes del riesgo.

¿Qué podemos hacer los particulares que queremos tener más tranquilidad de que no se interceptan nuestras conversaciones y, lamentablemente también los delincuentes?

Hoy en día tenemos teléfonos con potencia suficiente como para cifrar/descifrar por software las conversaciones telefónicas. A día de hoy podemos hacer llamadas mediante un smartphone que cifre la voz antes de enviarla a nuestro interlocutor que la descifrará y nos devolverá cifrada la respuesta de una forma confidencial.

Criptografía (¿simétrica?) lo suficientemente ligera como para poderla hacer en tiempo real con un teléfono más o menos normal y lo suicientemente robusta como para dificultar la escucha.

A ver si me doy una vuelta por la Internet y busco algún programa de esos… 🙂

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario

A %d blogueros les gusta esto: